El ámbito industrial copa actualmente el 41% del mercado mundial de Internet de las Cosas, siendo su principal y más prometedor ámbito de actuación. Un fenómeno que tendrá calado en segmentos que van desde el seguimiento de mercancías en tiempo real al control de drones profesionales.

Automatización de procesos

¿Cuánto tiempo de trabajo se dedica a atender a las máquinas cuya misión es, precisamente, la de quitarnos trabajo? Este indicador es uno de los que evoluciona de manera más evidente tras la aparición de IoT; el que sean las herramientas las que se ocupen de ellas mismas y liberen tiempo a los trabajadores para tareas menos mecánicas. Este cambio de paradigma facilitado por IoT, es también un factor de eliminación de fronteras entre las distintas industrias (medicina digital, agricultura de precisión, fabricación inteligente, etc.).

También te puede interesar: Guía rápida para entender el Internet de las Cosas

Gestión y optimización de flotas

La gestión de flotas comerciales integradas por coches conectados encuentra en IoT soluciones sencillas para, entre otros usos, el mantenimiento preventivo y alertas para anticipar reparaciones, recibir avisos en tiempo real sobre el estado del vehículo, o la conexión a accesorios de terceros (navegadores, sensores telemáticos, etc.). Además, permite la integración con sistemas para la gestión de clientes, que facilita un mayor nivel de atención personalizada y trámites más ágiles.

Seguimiento de mercancías

La tecnología IoT permite al trabajador disponer de información en tiempo real, como la localización de los productos y las variaciones en su estado por alteraciones en el transporte, pequeños golpes o cambios bruscos de temperatura. En este tipo de casos el transportista recibe una alerta para recoger la carga o reajustar la cadena de frío.

También te puede interesar: El ‘Internet de las Cosas’ estará presente en el 50% de los productos industriales en 2018

Control del stock en tiempo real

El control del inventario ha sido tradicionalmente una tarea de conteo manual, tedioso y expuesto a constantes fallos. Optimizar el inventario y conocer su situación en tiempo real mejora la gestión de los productos en tienda y la atención a los clientes. Los sistemas de identificación por radiofrecuencia o RFID (Radio Frequency Identification) se basan en una tecnología que permite detectar objetos a distancia sin necesidad de contacto. Gracias al uso cada vez más extendido de las etiquetas RFID se minimiza el tiempo dedicado a las tareas de conteo manual. Así se agiliza la medición cuantitativa y cualitativa del stock en tienda, para ajustar los pedidos a las necesidades reales de cada punto de venta.

Drones por doquier

El uso de IoT aplicado a los drones facilita la monitorización de instalaciones de gran extensión, y reduce los desplazamientos de trabajadores en momentos puntuales (incidencias y mantenimiento). Otros usos de drones con IoT son la gestión de redes de abastecimiento, el control de cultivos y granjas, la seguridad en playas y montañas e incluso el control de carreteras.

 


Fuente: http://www.ticbeat.com